jueves, enero 5

La dueña del lugar.

Inestabilidad Mental.

Atardeceres más agradables que un desayuno con diamantes. Me siento anulada bajo los anaranjados y débiles rayos del Sol. Quizás sea luz que hace tiempo dejó de dar, porque la velocidad no es suficiente para alcanzar al rey astro. Así me siento yo, lejana y distante. Altiva, incluso, frente a mis súbditos. No sois más que marionetas en mi juego de la vida. Me río de vuestras preocupaciones y me alegro de vuestras lágrimas. Si hubiese tenido que derrumbarme tras cada uno de vuestros ataques, estaría dándole la mano a Satanás allá por el Inframundo. "Puta" ya no es un insulto, ahora es algo que forma parte de mí. Ya no sé si mi nombre es Helena o ese feo adjetivo.

La Puta, esta noche, se viste de seda y, como no es fea, pues mona no se queda. Podréis ganarme una batalla, pero nunca la guerra.
Inestabilidad Mental.


_______________________________________________
Tal y como prometí, música nueva. Sí,  más alegre. Si no te gusta, no entres.

7 comentarios:

Cris* dijo...

A mi con demasiada frecuencia me han llamado guarra. Y ahora hasta me gusta. Sé lo que soy. El problema es que ellos no tienen ni idea en los gran hipócritas que se han convertido. Un besazo guapa. Y sigue así de fuerte.

bé. dijo...

Que llamen lo que tenga que llamar, no habrá mejor regalo que el de la ignorancia, y eso, me lo han enseñado millones de veces. Quién más te insulta es quién más se define.
Un besote, sigue así.
PD: Me paso por elnuevomundodehelena a ver si has actualizado :)

P. Lavilha dijo...

"Sé que todo va a cambiar...


...y que me gusta la sal de tus lágrimas".

Chasco (Flopi) dijo...

Me gustó la nueva música y la entrada, GENIAL.

solotú dijo...

Joder tia... Es que me dejas sin palabras O.o Intento que se me ocurran cosas, pero es que nada su puede comparar a lo que tú escribes, así que mejor me callo, para no quedar mal :D jajajajajjaja
Como siempre, perfecta entrada.
Un besito.

Inestabilidad Mental dijo...

Gracias :)

Annie Montauk dijo...

Todos somos un poco putos y un poco putas, tal vez porque la vida lo es y hay que ponerse a su nivel.
Puta o no, eres la hostia.

"Podréis ganarme una batalla, pero nunca la guerra."