miércoles, febrero 8

Guilty.

Inestabilidad Mental.

La fuerza de voluntad que asumo al intentar mantener mi instinto lejos de mi día a día flaquea en ocasiones. Es difícil jugar a interpretar a alguien que, en realidad, no eres ni deseas ser. Cada vez tengo más claro quién soy, o en qué me he convertido. Recuerdo cuando estaba perdida, desconociendo mi naturaleza real.

El calendario del gran comedor databa el año 1793. Recuerdo que estuve en la Iglesia. Un clérigo ofrecía misa en beneficio de la señora de Weber, Constanze. El Réquiem de Mozart estaba siendo tocado por un grupo de músicos de cámara. Era 10 de Diciembre, y el frío traspasaba los gruesos muros del templo sagrado. De hecho, la pieza fue repetida cuatro días después, pero en tal ocasión fui invitada a la misa por el mismísimo conde Walsegg con motivo de la muerte de su esposa, con quien yo solía conversar en ocasiones. Volviendo a la fecha anterior, fue cuando conocí al hombre que maldijo mi vida. Desde ese día he estado muerta en vida, luchando contra una naturaleza de la que es imposible escapar. Viena seguía su vida mientras yo sentía acabada la mía. 
Inestabilidad Mental.

17 comentarios:

Marinas dijo...

muy bonito el blog ya tienes otra seguidora :) te dejo mi blog por si te gusta puedas seguirme http://wwwteenage-girls.blogspot.com/

bé. dijo...

Respecto a lo que me comentaste hoy, debo decirte que debo envidiarte yo, que escribes realmente bien, y, con lo tocante al texto, cómo todos, le doy un infinito+1. Me gusta muchísimo.
Un besote, guapa!

Pitt Tristán dijo...

Tiene misterio y el misterio es la fuente de todo arte.

NancyBitzh dijo...

Pfff...escribes sensacional, me encanta♥

Pepe Deapié dijo...

Como tienes por costumbre, bien escrito y bien ilustrado.

Un saludo.

Martita dijo...

Increíble, me ha encantado somo siempre.
Viena seguía su vida mientras yo sentía acabada la mía.
A mi también me pasa lo mismo muchas veces. Increíble repito.
Gracias por tus comentarios,besos Helena:)

Lu dijo...

Helena, me encantas! Perdóname por no pasarme mucho, pero esque no me pasaba ni por mi blog! A veces no tenía ganas ni de mirarlo.. son momentos. Me encanta tu blog preciosa, sigue así, dándole cuerda a las historias que escribes.

Lauraa :) dijo...

Tus textos son tan diferentes a los demás que son realmente únicos.
Me encantan :D
Un beso

littlewritter dijo...

Muy way ! :)

Annie Montauk dijo...

No, Helena, por favor, no... no escribas sobre Viena, sobre otras épocas, épocas de enigma -y de sueños- porque entonces ahí si que te obligo a salir del anonimato para adorarte *_*
Me encanta el texto. Imagino que es parte de algo más grande, ¿un relato, una novela tal vez? En cualquier caso me pica el gusanillo, espero que subas más fragmentos y poder conocer a esa mujer maldita (que imagino será un poco tú, un poco yo, un poco ambas).
Quien fuera a Viena ahora en el carnaval de máscaras...
Un beso bonita :)

Flopi dijo...

Que buen texto. Me encanta como escribir y las palabras que ultizas.

alguien dijo...

Muy buen blog. Te invito a que pases por el mio http://alegriasde-algunavez.blogspot.com.
Un beso grande

Mariana dijo...

Es increíble como escribís. Me encanta ♥

Ana dijo...

Genial, como siempre, hace tiempo que no me pasaba, ya lo siento, pero sigues igual; dejándome sin palabras! Precioso, de verdad :) Un beso enorme!

Flopi dijo...

Al cambiar el nombre de mi blog, ya nadie puede ver mis actualizaciones. Yo era 'Que Chasco(Flopi)' Para poder volver a ver mis actualizaciones podés entrar a mi blog, dejar de seguirme y volverme a seguir. No encontré otra manera de solucionarno :( Gracias de ante mano. Besitos.

Jess Jimenez. dijo...

Hacía mucho tiempo que no me pasaba por aquí.
Ya veo que sigues siendo increíble como siempre.
Estoy todo el rato buscando ese texto en internet y no lo encuentro.
Es tuyo?
Un beso(L)

Macarena dijo...

me gusta muchoo tu blog, es una gran forma de expresión, te sigo genia besos♥